miércoles, 20 de abril de 2011

La fama cuesta

Esta tarde en Starscafe hemos estado comentando los cambios físicos que tienen que sufrir algunos actores para hacer más creíbles a sus personajes.

Por ejemplo, ¿sabíais que Renée Zellweger tuvo que engordar un montón de kilos para hacer de Bridget en la película El diario de Bridget Jones?

Cris Hemsworth, el marido de Elsa Pataky, también tuvo que prepararse duramente para tener un físico a la altura del dios del trueno en Thor, tanto que cuando comenzó el rodaje el traje le estaba tan apretado que apenas podía moverse y tuvo que volver a hacer ejercicio, esta vez para perder peso.

Otro caso llamativo es el de Charlize Theron en la película Monster. Para el papel tuvo que engordar 15 kilos y usó prótesis tanto en la cara como en diversas partes del cuerpo para convertirla en la despiadada asesina Aileen Wuornos, papel  por el que se llevó un Óscar.

Robert de Niro también tuvo que engordar para el papel de boxeador en Toro salvaje y Cristian Bale adelgazó muchísimo para su papel de insomne en El Maquinista.

¿Qué opináis vosotros? ¿Estaríais dispuestos a engordar o adelgazar extremadamente si fueran exigencias del guión?

No hay comentarios: